encabezado3

Técnicas

La Psicología Humanística surge allá por los años cincuenta como una manera de pensar al ser humano ya no en términos de enfermedad (como lo hacía el Psicoanálisis), sino concibiéndolo como un sujeto individual, con un carácter único y por lo tanto, inclasificable. Un ser humano altamente complejo, con múltiples “yoes” desconocidos por él mismo, pero que pueden ser descubiertos con una profunda auto-observación conciente.

En la primera entrevista, no se trata de poder clasificar al paciente en una de las patologías conocidas, sino que por el contrario, se lo considera como un ser humano individual y complejo que merece el total respeto y afecto del terapeuta más allá de cualquier patología. Como dice Carl Rogers (uno de los creadores de esta psicoterapia): “Debemos esforzarnos por describir, estudiar y comprender el proceso básico de la psicoterapia y no procurar forzarlo para que se adecue a nuestras necesidades clínicas, a nuestros dogmas preconcebidos, ni a las pruebas surgidas en otros campos. Examinémoslo (al paciente) por lo que es en sí mismo“. (El proceso de convertirse en persona”, Ed.Paidós, 1972, las negritas son mías).

De esta manera, al no sentirse enjuiciado o amenazado por parte del terapeuta, el paciente comienza a verse, tal vez por primera vez, con unamirada más respetuosa y amorosa a sí mismo, aceptando quien realmente es. Un ser con capacidades ilimitadas, con un potencial bio-psico-social, que, libre de los condicionamientos sociales y culturales y con la capacidad conciente de elegir su propio destino, tiende a laautorrealización.

Como decía Abraham Maslow, otro de los creadores de esta teoría: “Consideremos la vida como un proceso de elecciones sucesivas. En cada instante existe una elección progresiva o una elección regresiva. Podemos orientarnos hacia la defensa, la seguridad o el miedo. Pero, en el lado opuesto, está la opción de crecimiento. Elegir el crecimiento en lugar del miedo doce veces al día, significa avanzar doce veces al día hacia la autorrealización” (“El hombre autorrealizado”, ed.Kairós, 1973. Las negritas son mías).

Otra de sus grandes diferencias con las terapias anteriores, es su mirada de la relación terapeuta-paciente. El protagonismo de la terapia pasa del terapeuta al paciente, eliminando de esta manera caer en cualquier tipo de tentación mesiánica que el primero pueda tener. Con lo cual ambos deben conjuntamente emprender una búsqueda de sí mismos que le lleven a desarrollar un diálogo comprometido y emocionalmente intenso.

Para lograr esto el terapeuta debe hacer previamente su propia auto-exploración, intentando elevar cada vez más la expansión de su conciencia. Única manera de poder acompañar al otro en el mismo proceso.

Carl R. Rogers en el libro anteriormente citado dice: “Soy más eficaz cuando puedo escucharme con tolerancia y ser yo mismo. Con el transcurso de los años he adquirido una mayor capacidad de auto-observación que me permite saber con más exactitud que antes lo que siento en cada momento. En otras palabras, creo que soy más capaz depermitirme ser lo que soy. Me resulta más fácil aceptarme como un individuo decididamente imperfecto, que no siempre actúa como yo quisiera. Quizás este punto de vista pueda resultar bastante extraño para algunas personas. Sin embargo, lo considero valioso a causa de que, paradójicamente, cuando me acepto como soy, puedo modificarme” .

Y con respecto a su vínculo con el paciente dice: “He descubierto el enorme valor de permitirme comprender a otra persona. ¿Es necesario permitirse conocer a otro? Pienso que efectivamente es así. Nuestra primera reacción ante las afirmaciones que oímos de otras personas suele ser una evaluación inmediata o un juicio, más que un intento de comprensión… Muy pocas veces nos permitimos comprender exactamente lo que su afirmación significa para él. Es necesario que el otro advierta que se lo ve tal como él mismo se ve, y que se lo acepta con sus percepciones y sentimientos”.

Pero para los años sesenta, los mismos autores que crearon esta Psicología, comenzaron a percibir en los individuos o grupos con los que trabajaban, que se llegaba a un límite en ese proceso evolutivo de la conciencia, frente al cual no tenían respuestas.

Ya que llegado a ese nivel evolutivo el individuo comenzaba a hacerse preguntas que tendían hacia la trascendencia, a buscarle un sentido a su vida: ¿Quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? ¿De dónde vengo? ¿Adónde voy?

Y así surge la Psicología Transpersonal fundada por los doctores Abraham Maslow, Stanisla Grof y Anthony Sutich que se ocupa de la investigación y experimentación de las potencialidades evolutivas de la conciencia humana que trascienden la mera individualidad personal(de ahí su nombre: trans-personal) y que apunta justamente a lo que está más allá de la personalidad, de lo conocido: su parte trascendente, espiritual.

A lo largo de los años se van sumando a este nuevo movimiento autores de la altura de Viktor Frankl, Ken Wilber, Daniel Goleman, Joseph Campbell, Huston Smith, Charles Tart, Francis Vaughan, Roger Walsh, Stanley Kripner y muchísimos más. De este modo, la búsqueda del ser, el significado y la experiencia vívida de la trascendenciavuelven a ocupar el lugar histórico que todas las culturas de la humanidad le habían asignado: el estudio empírico de las potencialidades evolutivas de la conciencia humana.

O sea que es una terapia que no sólo se ocupa del ser humano en sus aspectos disfuncionales o en sus potencialidades, sino también en acompañarlo al ir abriendo, expandiendo su conciencia , para poder llegar a descubrir, por sí mismo, su verdadera Esencia, esa porción de él mismo que en realidad pertenece al Todo.

También para ese momento y debido sobre todo a la invasión china al Tibet y a la diáspora tibetana, comenzó a llegar a Occidente el pensamiento filosófico y psicológico de las Antiguas Tradiciones de Sabiduría (Budismo, Sufismo, Yoga, Taoísmo, etc.), aportando una gran profundidad al conocimiento del psiquismo humano y, sobre todo, algo que faltaba casi completamente en la Psicología Occidental, el concepto de espiritualidad.

Podemos entonces decir que la Psicología Transpersonal es la unión de laAntigua Sabiduría Oriental con la Psicología Occidental. Lo que el filósofo Aldous Huxlesy llamó la Filosofía Perenne.

Haciendo un estudio exhaustivo de la mayoría de las Grandes Tradiciones de Sabiduría de los distintos tiempos y culturas (el Misticismo Judeo-Cristiano, el Budismo, el Taoísmo, el Sufismo, el Yoga e inclusive, los conocimientos de algunas culturas aborígenes) él descubrió que existe un núcleo de ideas similares que no muere, que persiste más allá de los cambios externos, de las modas, de las geografías, y por supuesto, de los sistemas religiosos que se crearon a posteriori.

Es en sí mismo un conjunto de conceptos y prácticas internas que es propio de la vivencia de lo Trascendente y que ha sido mostrado por seres lúcidos (Buda, Cristo, etc.) que desde su trabajo personal han llegado a percibir por sí mismos ese Conocimiento no-aprendido: quecompartimos una Esencia común con lo Infinito y que por lo tanto,somos Uno con Todo lo que existe. Que cada uno encarna una porción del Todo, de lo Sagrado, de lo Divino.

Y que para poder acceder a nuestra verdadera Esencia es necesario trabajar desde nuestra propia Conciencia, acrecentando la práctica de laauto-observación y del discernimiento entre lo verdadero y lo adquirido para así permitir que la Conciencia se vaya expandiendo, alcanzando de esta manera, niveles cada vez más elevados de lucidez. En este sentido es una Psicología de evolución de la Conciencia.

La Psicología del Budismo nos dice que encarnar en una vida humana es un privilegio y éste es aún mayor cuando en esta vida que nos toca vivir nos permitimos acceder a la posibilidad de desarrollar mayores conocimientos internos trabajando sobre nosotros mismos, abriendo la conciencia de sí tanto como sea posible. De esta manera no solo estaremos alcanzando nuestro máximo potencial (autorrealización)sino que estaremos ayudando a la evolución de todos los seres sintientes (incluso los no humanos).
Es Integral ya que es un modo de mirar distinto a la realidad (y no sólo lo psicológico) y que abarca distintas disciplinas como la Psiquiatría, la Sociología, la Antropología, el Arte, la Educación, la Economía, la Física Cuántica, la Sociopolítica, etc.

Es el mapa más completo que tenemos en este momento sobre el funcionamiento del individuo y del mundo y también la visión que tenemos de nosotros mismos como especie y nuestro papel en el mundo.

Como dice Ken Wilber (uno de los mayores teóricos de la Psicología Transpersonal y de la Psicología Integral) en su libro “El proyecto Atman” (Ed.Toquel, 1980): Cuando una persona redescubre que su naturaleza más profunda es una con el Todo, se libera del peso del tiempo, de la ansiedad y la preocupación. Se emancipa de las cadenas de alienación y de su sensación de identidad separada (por religiones, culturas, razas o status) y así la paz sería posible”.

Wilber nos recuerda que “en realidad, todas las personas sabemos o intuimos que somos más espíritu que materia. Que nuestra verdadera naturaleza es infinita, eterna y total. Pero para poder reconocer esto, se requiere que vayamos abandonando diariamente nuestro ego. Una especie de “muerte” de esa identidad aprendida y modelada por el mundo, por lo exterior. Ese ego que nos engaña creándonos la idea de la dualidad, de tener una identidad separada de los demás. Lamentablemente, la guerra, las injusticias, el caos, la desolación, parecen ser mucho más reales que el Ser y la Paz. Pero así como la Paz requiere de un esfuerzo conciente de cada ser humano, también laelección del Ser tiene que provenir de una mente preparada y dispuesta a buscar y encontrar la Verdad en toda situación o acción. Eso se lograría abandonando la lucha, el desacuerdo, el apego a tener razón a ultranza. Pudiendo aceptar el error, aprendiendo a pedir disculpas, a reconocer la propia ignorancia, a Amar. Y todo esto no está en el mundo del ego ya que su función es no soltar lo que cree que le pertenece. Viviendo en unmundo agónico como el que vivimos, cada uno es responsable, entonces, de elegir con conciencia qué quiere para sí y para los demás”. (Las negritas son mías).

Terapia Individual

banner-terapia-individual-ok-

Terapia de Pareja

banner-terapia-de-pareja-ok

Terapia Familiar

banner-terapia-familiar-ok

El Asistente Interior

banner-tecnica

Visualizaciones

banner-visualizaciones

Eneagramas

banner-eneagramas

Psicodrama

banner-psicodrama