Hokusai-1

Terapia familiar

La familia, como cualquier sistema vivo, presenta un proceso de desarrollo, atravesando una serie de etapas que presentan cambios y adaptaciones.

Estos cambios llevan aparejadas crisis, de menor o mayor intensidad, ya que al pasar de una etapa a otra del desarrollo familiar, las reglas de todo el sistema cambian y a veces no todos los integrantes pueden hacerlo de la misma manera o al mismo tiempo.

Cuando aparecen excesivas dificultades para realizar estos cambios, el sistema familiar llega a situaciones que producen el padecimiento de sus miembros o, tal vez, pueda aparecer o empeorarse el síntoma en algunos de ellos, que sería “el que se hace cargo” del conflicto familiar. 

Además, como en las familias se cruzan en general varias generaciones distintas, cada una con sus códigos propios y muchas veces contradictorios, se necesita de una gran armonización entre sus miembros para poder superar las crisis inevitables.

Esto es, que cada integrante pueda expresarse contando con el respeto de los demás aún en las discordancias, que todos puedan expresar amor y protección, que puedan celebrar sus logros.

Otra dificultad se puede presentar en las familias ensambladas, que son aquellas donde se juntas dos personas que vienen de vínculos maritales previos y crean una nueva pareja.
En estos casos se da la fusión de dos o más familias con características y modos de relación diferentes.

Para que una familia ensamblada funcione se necesita que sus miembros acepten crear un modelo familiar distinto al anterior y que tengan un gran grado de comunicación, flexibilidad y permeabilidad entre todos ellos.

Hay que tener en cuenta que en general, los niños de estas familias experimentan problemas con los nuevos límites, el tiempo que se les dedica y a qué autoridad deben obedecer.

O sea que en las distintas etapas evolutivas una familia tiene que:
– Hacer una modificación al sistema marital para dar lugar a los hijos.
– Aceptación de los roles parentales.
– Ajustar las relaciones padres-hijos cuando los niños entran en la adolescencia.
– Permitir la progresiva independencia de los adolescentes con sus entradas y salidas del sistema.
– Aceptación de los padres de la separación de los hijos.
– Renegociación del sistema marital como una díada.
– Inicio de la preocupación de las generaciones mayores, planteándose la inhabilitación o muerte de los padres.
– Inclusión en la relación de los hijos políticos y nietos.
– Aceptación del cambio de roles generacionales.
– Aceptar la declinación fisiológica y la muerte del cónyuge.

Terapia Individual

banner-terapia-individual-ok-

Terapia de Pareja

banner-terapia-de-pareja-ok

Terapia Familiar

El Asistente Interior

banner-tecnica

Visualizaciones

banner-visualizaciones

Eneagramas

banner-eneagramas

Psicodrama

banner-psicodrama